Víctor Samuel Rivera

Víctor Samuel Rivera
El otro es a quien no estás dispuesto a soportar

Datos personales

Mi foto
Lima, Peru
Doctor en filosofía. Magíster en Historia de la Filosofía. Miembro de la Sociedad Peruana de Filosofía desde 1992. Como información general, tengo 51 años, hago pesas, crío tortugas peruanas Motelo y me enorgullezco de mi biblioteca especializada. Como filósofo y profesor de hermenéutica, me defino como cercano a lo que se llama "hermenéutica crítica y analógica". En Lima aplico la hermenéutica filosófica al estudio del pensamiento peruano y filosofía moderna. Trabajo como profesor de filosofía en la Universidad Nacional Federico Villarreal, así como en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima. He escrito unos sesenta textos filosóficos, de historia de los conceptos, filosofia política e historia moderna. Tengo fascinación por el pensamiento antisistema y me entusiasma la recuperación de la política desde el pensamiento filosófico. Mi blog, Anamnesis, es un esfuerzo por hacer una bitácora de filosofía política. No hago aquí periodismo, no hago tampoco análisis político de la vida cotidiana- De hecho, la vida cotidiana y sus asuntos no son nunca materia del pensamiento.

miércoles, 3 de febrero de 2010

La derecha en el Perú (según Sinesio López)



La derecha en el Perú
(tomado de La República, 29/01/10)

Sinesio López Jiménez

Advertencia:
Estimados lectores: recojo este texto del diario La República (Lima) porque creo que lo que allí se contiene merece algunas observaciones entretenidas. Entre otras cosas porque, como suele suceder en los periódicos, lo que en él se dice es particularmente falso. Por ahora me remito a publicarlo pues mis lectores, mis lectores que estiman lo que aquí se escribe:

1. Nunca leerían un diario llamado "República".


2. Pueden creer, amparados en el legítimo prestigio de su autor, que nosotros, puesto que leemos y estudiamos seriamente a autores como Bartolomé Herrera, el Marqués de Montealegre de Aulestia o Donoso Cortés, entonces, por arte de birlibirloque, resulta que somos neoliberales, o que creemos en el libre mercado o -lo que es peor- que nosotros no estamos en favor del Presidente Hugo Chávez y de la revolución americana antiimperialista, antinorteamericana, antipensamiento único y anticaviar.

¡Oh tempora!

Terribles deducciones que se siguen de lo que este artículo afirma y de las que mejor es hacer higiene. Prometo hacerme cargo de ellas en mi siguiente post. Por ahora, los dejo con lo escrito por el señor López, que por lo demás es digno de mi más sincero respeto.

He subrayado con negritas la parte académica del artículo, así como los detalles que me parece son los más inexactos y sobre los que incidiré en su momento.



"¿Qué significa ser de derecha en el Perú? ¿Cuál es el perfil de un derechista peruano? ¿Qué filosofía la inspira? ¿Qué organizaciones, qué líderes, qué fuerzas políticas integran el campo de la derecha, qué corrientes de opinión? ¿Tiene algún programa? ¿Cómo opera? Voy a ensayar algunas respuestas provisorias a este conjunto de preguntas. En el Perú no existen investigaciones históricas y empíricas que ayuden a definirla mejor. La peruana es una derecha difusa, borrosa, sin perfiles claros. Ella alberga a conservadores y a reaccionarios, a los defensores de la tradición y del statu quo, a los promotores del autoritarismo (la mano dura) y a los arribistas de toda laya. Cuando son católicos pertenecen al Opus Dei o al Sodalitium y, por eso mismo, son fundamentalistas pues fusionan la religión con la política. Son endogámicos: estudian en los mismos colegios, pertenecen a los mismos clubs exclusivos, se divierten en las mismas playas de moda, leen los mismos best sellers y, desde luego, a Vargas Llosa, su novelista favorito.

Son liberistas (adoran al liberalismo económico) más que liberales. Aman la molicie rentista y odian el esfuerzo industrial. Son hispanistas, anglófilos o pro yanquis y, por eso mismo, excluyentes y racistas. Buscan la unanimidad y rechazan el pluralismo. Los mueve el miedo a los otros que pueden desbordarlos (los indios, los cholos, los amazónicos). Prefieren el orden al cambio y a la libertad. Son elitistas y están contra toda participación de las masas. Sus sectores ilustrados se inspiran en el pensamiento reaccionario de Louis de Bonald, Joseph de Maistre, Edmund Burke, Lammenais, Donoso Cortés, Carl Schmitt, Bartolomé Herrera, Riva Agüero. La derecha peruana ilustrada de hoy, sin embargo, no ha alcanzado las cumbres de la generación del 900. Son sólo modestos libretistas de ese viejo pensamiento reaccionario, de la Escuela Austriaca de economía (von Wieser, von Misses, von Hayek) en su versión gringa (la llamada Escuela de Chicago) y de la Escuela de Viena (Mach, Bühler, Gomperz, Popper).

Son partidarios de la versión extrema del neoliberalismo (sólo mercado y nada de Estado, exportación primaria sin industrialización, apertura total al libre comercio sin protección de los intereses nacionales, autorregulación del mercado sin protección de la sociedad, libre movimiento de capitales sin regulación, explotación del trabajo sin derechos del trabajador, puro chorreo y nada de distribución equitativa). Son hermanos-enemigos del estatismo. Por eso aman y odian a Chávez. Creen ingenuamente (¿o maliciosamente?) que el estatismo es la única alternativa a su pensamiento único conservador. Son monótonos y monocromáticos. Están incapacitados para pensar otros modelos de desarrollo que se ubican entre el neoliberalismo extremo y el estatismo. No perciben los matices que dan tono y color a la compleja vida social.
La derecha está integrada por los poderes fácticos (los organismos financieros internacionales, la Confiep, los medios de comunicación, las FF.AA., la iglesia católica conservadora), algunos caudillos y sus entornos (Fujimori, García), algunos partidos (PPC, ¿el Apra?) y corrientes de opinión alimentadas por los medios nacionales e internacionales. Carece, sin embargo, de un liderazgo preciso. Tampoco tiene una representación política definida. Sólo cuenta con representaciones sociales. Está desarticulada y sometida a ambiciones incontenidas y a una competencia exacerbada. Los operadores políticos y algunos publicistas y periodistas de los medios pretenden superar ese déficit. Lo que unifica a la derecha dispersa, sin embargo, es el enemigo al que tienen que combatir porque pone en peligro sus intereses y su modelo neoliberal extremo: Ollanta Humala y su entorno. Para asesinarlos moralmente han alquilado a sicarios mediáticos, Tirifilos del insulto, la mentira y la calumnia".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

China and Russia put the blame on some screwed up experiments of US for the earthquake that happened in Haiti.
Chinese and Russian Military scientists, these reports say, are concurring with Canadian researcher, and former Asia-Pacific Bureau Chief of Forbes Magazine, Benjamin Fulford, who in a very disturbing video released from his Japanese offices to the American public, details how the United States attacked China by the firing of a 90 Million Volt Shockwave from the Americans High Frequency Active Auroral Research Program (HAARP) facilities in Alaska
If we can recollect a previous news when US blamed Russia for the earthquake in Georgio. What do you guys think? Is it really possible to create an earthquake by humans?
I came across this [url=http://universalages.com/hot-news/what-happened-in-haiti-is-it-related-to-haarp/]article about Haiti Earthquake[/url] in some blog it seems very interesting, but conspiracy theories have always been there.

El Sacristán dijo...

Don Samuel:

El señor Sinesio tiene lo que los españoles llaman un "Cacao Mental" de proporciones bíblicas.

Y eso que de entre los intelectuales "sociólogos" de la PUCP era uno de los más lúcidos. Pero parece que sus años en un seminario menor del Norte (donde según confesión propia aprendió los placeres de la lectura, la música y las lenguas clásicas) ya han sido olvidados.

¿Quién de la "derecha ilustrada" en el Perú lee a las figuras que Sinesio menciona? ¿Hay algo así como una "derecha ilustrada"?
Aun forzando la realidad y hablando de "una derecha política" en el Perú, podríamos darnos cuenta fácilmente de que se trata de un grupo heteróclito de socialdemócratas y liberales en tránsito. Pero asumamos la existencia tanto de una "derecha política" como de una "derecha ilustrada"¿ FOZ lee a De Maistre?
¿Hernando de Soto a Donoso Cortés? ¿Aldo Mariátegui a Bartolomé Herrera? ¿Alguien a Carl Schmitt? (Resulta paradójico que algunos que acá leen a Schmitt -algunos de los pocos- simpaticen con el Partido Nacionalista. ¿Es el PN de derecha?)

Qué cosa tan falsa. Parece que con toda la publicidad adversa a los "metapolíticos", don Sinesio ha llegado a considerar a esos nombres dispersos en blogs como representativos de un tenebroso Golem derechista ilustrado que no existe.

Aun el personaje que para el imaginario progre condensa la esencia del "torquemadismo político", o sea Rafael Rey, es un confeso libertario lector de Popper (escribió un artículo en loa a la Sociedad Abierta en El Comercio hará algunos años)

La derecha en el Perú es esencialmente económica, encabezada por un confeso "izquierdista" llamado Dionisio Romero y lo que podría llamarse derecha política está encabezada por Alan y su partido, que como toda criatura nacional-populista
americana (MNR y justicialismo) deviene de cuando en vez en vehículo político de los grandes intereses económicos, o por partidos liberales aguados "de centro", dispuestos siempre ha cumplir con agendas pactadas de antemano.

Pero, ¿por qué la ceguera de Sinesio para cosas que requieren sólo simple sentido común? Sabemos que nuestros "intelectuales" están absolutamente incapacitados para tener una comprensión orgánica e integral de la realidad, debido a la falta absoluta de formación humanísitica clásica y a prejuicios como el odio al pasado, por ejemplo. Pero la ceguera de Sinesio sigue sorprendiendo. Aunque a lo mejor él no puede ver la realidad debido a que forma parte de la Derecha. Una derecha intelectual irreflexiva y modernizante que cumple a la perfección con los designios de don Dionisio y los intereses internacionales globalistas, entregándose a un autismo setentero marxistoide mezclado con terminologías de las "ciencias sociales", pero que no acaba teniendo ningún "correlato en la praxis", para utilizar algo de esas palabrejas.

P.S.: Me sorprende bastante su pasión por Chávez, peligroso aprendiz de tirano de estirpe comunista.

Víctor Samuel Rivera dijo...

Estimado Sacristán;

1. La parte maliciosa del artículo de Sinesio es también la más falsa, falsa sociológica y técnicamente. La "derecha" peruana estilo la Confiep no lee nada, así de simple, y se acomoda a todo. Contadas con las manos las personas del empresariado nacional que tienen lecturas.

Hay intelectuales que leen y trabajan autores interesantes, pero eso no los complica en modo alguno con la Confiep o con una casa de playa en Totoritas. En cambio los izquierdistas, que leen algo -como el propio Sinesio, a quien respeto mucho-, esos sí que van a la playa y son endogámicos y monocromáticos. Pero además se acomodan a todo también, a Velasco, a la democracia, a Clinton y a Humala, a todo lo que les dé una vida decorosa en el establishment de... ¡la Confiep!

A los izquierdistas locales, a estos arios desplazados, a estos rezadores de teoría no los guía sino el principio madre de la democracia rousseauniana: el resentimiento.

2. Mi pasíón por Chávez es la prueba emocional de lo despistado que anda Sinesio últimamente. La "izquierda" caviar, esa izquierda rubia, psicoanalista y millonaria, de apellidos dobles y cuyo mayor voto está en Miraflores no tiene suficuencia moral para hablar de quién se acomoda con el "statu quo" y quién busca el cambio.

3. ¿Por qué los izquierdistas ideológicos más fanáticos son ex curas? ¿Qué hace la Iglesia con sus desertores (y conste que no hablo de Sinesio, que considero católico auténtico)?

Un abrazo.
VSR

 
VISITANTES
Contador
 
VISITANTES EN LINEA
tracker
 
ESTOY EN