Víctor Samuel Rivera

Víctor Samuel Rivera
El otro es a quien no estás dispuesto a soportar

Datos personales

Mi foto
Lima, Peru
Doctor en filosofía. Magíster en Historia de la Filosofía. Miembro de la Sociedad Peruana de Filosofía desde 1992. Como información general, tengo 51 años, hago pesas, crío tortugas peruanas Motelo y me enorgullezco de mi biblioteca especializada. Como filósofo y profesor de hermenéutica, me defino como cercano a lo que se llama "hermenéutica crítica y analógica". En Lima aplico la hermenéutica filosófica al estudio del pensamiento peruano y filosofía moderna. Trabajo como profesor de filosofía en la Universidad Nacional Federico Villarreal, así como en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima. He escrito unos sesenta textos filosóficos, de historia de los conceptos, filosofia política e historia moderna. Tengo fascinación por el pensamiento antisistema y me entusiasma la recuperación de la política desde el pensamiento filosófico. Mi blog, Anamnesis, es un esfuerzo por hacer una bitácora de filosofía política. No hago aquí periodismo, no hago tampoco análisis político de la vida cotidiana- De hecho, la vida cotidiana y sus asuntos no son nunca materia del pensamiento.

sábado, 24 de abril de 2010

Comentario a Ontología del declinar en El Clarín de Buenos Aires

Comentario a "Ontología del declinar"

Se trata de una nueva reseña al libro sobre Gianni Vattimo que coordino con Daniel Mariano Leiro y el director de Aparte Rei, carlos Muñoz Gutiérrez.

Autor de la reseña: Martín Prieto.

Aparecida en El Clarín de Buenos Aires, 22/04/10

El olvido del ser, según Vattimo
Seguidores del pensador italiano lo analizan en un libro, que elogia la idea de renovación filosófica pero desconfía de su visión sobre Sudamérica.


Martín W. Prieto

VATTIMO. Plantea volver a las viejas éticas del cristianismo y el comunismo.


En La gaya ciencia, Nietzsche proclamó que Dios había muerto. Así atacaba una forma de entender la presencia del hombre en este mundo, dogmática y organizada. Al final del aforismo fúnebre, viendo al hombre solo con su devenir, Nietzsche se preguntaba: "¿Quién limpiará esta sangre de nosotros? ¿Qué agua nos limpiará?" Casi medio siglo después, otro alemán, Martin Heidegger, fue más lejos y desafió más de 2000 años de metafísica acusándola de la confusión fundamental entre el ser y el ente.

La metafísica no es más que el olvido del ser, aquello mismo que hace que los entes sean.

Las sentencias lúgubres y resonantes de la muerte de Dios y el olvido del ser inauguran una nueva era en la historia del pensamiento filosófico occidental. La crisis de la metafisica y su afán de valores absolutos abrió un espacio nuevo que quiso ocupar el posmodernismo, corriente que rechaza la idea de una verdad objetiva y ve su posibilidad sólo en la situación y la intersubjetividad. De estas fuentes surge el pensiero debole, el pensamiento débil que pregona Gianni Vattimo.

La filosofía de Vattimo puede entenderse como la preocupación de reconstruir el quehacer filosófico luego de la devastación de Nietzsche y Heidegger. Asumiendo la nada, Vattimo propondrá entonces un nihilismo activo y optimista, en sintonía con el vaciamiento de ideologías, el ascenso de las democracias, el poder de los medios de comunicación, y otros signos de nuestro tiempo.

Ontología del declinar, diálogos con la hermenéutica nihilista de Gianni Vattimo (Biblos) es una compilación de ensayos de veintitrés filósofos de Latinoamérica, España e Italia, bajo la coordinación de Carlos Gutiérrez (UC de Madrid), Daniel Leiro (UBA) y Víctor Rivera (UNMSM de Lima).

El libro busca abrir el pensamiento de Vattimo, ya uno de los fundamentales del siglo XX, al análisis y la discusión desde diferentes perspectivas. Un abundante texto de Leiro presenta estos ensayos, que cubren las áreas del pensamiento amplio del filósofo: nihilismo, hermenéutica, emancipación, tecnología, religión, política, etcétera. También se exploran sus influencias en autores como los mencionados Heidegger y Nietzsche y sus diálogos con otros como Derrida, Rorty y Wittgenstein.

En este libro se aclara que el pensamiento débil no aboga, como puede parecer, por una actividad cerebral deficitaria, sino por una actitud constructiva y enérgica de depuración de la violencia que ejercen los dogmatismos, así como por una búsqueda de bases para sociedades con más Justicia y pluralidad. Una de las mayores preocupaciones de Vattimo es la de evitar que la era de las comunicaciones se concentre en formar sociedades tecnócratas y apáticas.

De otro modo, el desarrollo de las comunicaciones puede significar una nueva relación positiva del hombre con el ser y con la verdad, en la medida en que abre nuevos espacios para la intersubjetividad.

Los tiempos cambian, y los filósofos, como hijos de su tiempo, también deben adaptarse. Vattimo ya no admite el perfil del filósofo como un rey platónico, encerrado en su torre mental; ahora será uno más entre los hombres, participando de la discusión. En un ensayo de este libro, anuncia a los nuevos filósofos como "sacerdotes sin jerarquía, unos artistas de la calle": una figura que tiene menos que ver con la eternidad de las esencias que con los accidentes de la historia y la política.

La erradicación de la violencia del pensamiento promueve filosofías más transparentes, donde la verdad se acomoda al consenso de una mayoría y no a las visiones de un paladín. Así, como hombres libres y bajo el amparo hermenéutico podremos volver a pensar en una ontología (la ciencia de los entes), condición de posibilidad de la acción política. Sin adherir a la brusquedad y la arrogancia moral de las revoluciones, Vattimo apuesta a un progresivo cambio de mentalidad dentro del capitalismo, la mejor (o la única) forma de sanearlo y transformarlo. En una visita reciente a la Argentina dijo que "si hay una esperanza de futuro para Europa es Latinoamérica". Ponderó lo que llama "las democracias socialistas" de Chávez, Morales y Lula, percibiendo en ellas el resplandor de la apagada llama del socialismo europeo. Algunos autores en este libro ven con escepticismo la interpretación optimista de Vattimo sobre la dirección de tales democracias, así como la eficacia transformadora del pensamiento débil. Al mismo tiempo admiran su trabajo con la hermenéutica, su redefinición del compromiso político y su preocupación por la periferia filosófica, gestiones importantes para cualquier proyecto emancipatorio.

Por último, resultará algo paradójico el llamado de Vattimo de volver a las viejas éticas del cristianismo y el comunismo. Aunque, claro, siempre a una versión suavizada, sometida al filtro antimetafísico del debolismo. En su búsqueda de herramientas para la praxis, quizá Vattimo haya entrevisto que el camino más corto hacia la liberación, y aun el más difícil, está en los corazones. Por eso plantea un comunismo fraternal y un cristianismo ateo, caritativo. Profesando a Agustín, para Vattimo el amor está en el centro de todo y será una guía justa para la acción.

Como dijo el santo: "Ama y haz lo que quieras".

Puede verse también reimpreso en:
Siempre Formosa

PD: Y, mientras tanto, Dios hace justicia a los oprimidos.

16 comentarios:

Ricardo Milla dijo...

Estimado VSR:

Interesante escrito. La filosofía de Vattimo se presta para muchas interpretaciones de distintos tipos y, si se es fiel al autor, es posible distorcionarlo sin dejar de ser fieles al debolismo.

Lo que no estoy tan seguro es de ese critisanismo ateo, más bien sería débil, no religioso (es decir, rígido y violento, mera apariencia), sino místico (litúrgico, caritativo, grandioso, temible).

Saludos,
Ricardo.

Ricardo Milla dijo...

¿Aló?

Isabel Carcovich dijo...

defiende a tu discipulo!!!!!! riveraaa!!!! gamio lo ataca en su blog sin piedad y con mentiras!!!!!!!!!!!

Víctor Samuel Rivera dijo...

Estimado Ricardo;

El texto de Prieto es bastante notable, pues se ha impreso en Buenos Aires en calidad del comentario de un "entendido". De hecho, concuerdo en sus apreciaciones sobre el cristianismo y la hermenéutica, cualquiera que sea la distancia que me separara de Prieto en la práctica.

Lamento el retraso en contestar, pero estoy algo fatigado y me han recetado cierto reposo.

VSR

Víctor Samuel Rivera dijo...

Estimada Isabel;

Estoy enterado de cierta disputa entre el profesor Gonzalo Gamio y Ricardo Milla. Personalmente, creo que han llegado a un nivel algo exagerado y que deberían cesar un diálogo que, además de inútil, puede ser contraproducente.

Vivimos una etapa de delicada transición en la vida universitaria y académica en la PUCP y, en general, en el medio relativo a la filosofía. Haríamos bien todos en practicar la moderación y la mesura.

Igual celebro la sugerencia.

Agradecería que se me diera un tratamiento más apropiado con mi investidura que, mal que bien, tengo por mi edad y mi trabajo. Sólo me llaman "Rivera", de esa manera lamentable, los sicarios de la "verdad" y la reconciliación, que deben estar pasando ahora la experiencia de las vacas flacas. No es mucho pedir un trato de cortesía que, por lo demás, es retribuido.



VSR

Ricardo Milla dijo...

Estimado Víctor Samuel:

¿Cómo explicas tú ese cristianismo ateo entonces?

Gracias por la respuesta.

Saludos,
Ricardo.

Víctor Samuel Rivera dijo...

Hola Ricardo;

"Cristianismo ateo" es una manera de hablar. Para decirlo en tus términos, "un giro retórico". El cristianismo no es cualquier cosa, sino la experiencia social del cristianismo. La verdad del cristianismo en el mundo posmoderno. Éste tiene al menos dos características:

1. Es "débil". Es más tolerante, está más dispuesto a convivir con el otro. Este aserto nos lleva más a la experiencia de otras religiones, aunque tanbién a comprender y aceptar las limitaciones humanas.

2. Pero es más místico, menos "racionalista". Es un cristianismo ávido de vivir la experiencia de la sacralidad, es un cristianismo abierto a lo que todpo "otro" tiene que decirle.

Su "otro" privilegiado es Dios mismo, el más ausente, el más marginal de los interlocutores de la religión "modernamente" entendida. ¿A quién se atiende menos en el mundo moderno, sino a Dios?

Un abrazo.

Ricardo Milla dijo...

Estimado VSR:

Muy interesantes reflexiones. Concuerdo contigo plenamente en esto.

Gracias por tu tiempo.

Saludos,
Ricardo.

Pd. Respecto a lo que dice esta persona, Isabel, pierde cuidado. No comentaré más en un lugar donde su autor tiene mala fe para conmigo.

jose zevallos vera dijo...

estimado profesor samuel rivera:

esa vision de cristianismo ateo, es una vision posmoderna. rompe con el dios metafisico que se puede conocer con la logica arstotelica cartesiana. me parece muy raro que un profesor de la FTPCL tenga este concepto posmoderno, lo podia esperar de profesores de la universidad jesuita antonio ruiz de montoya.

Víctor Samuel Rivera dijo...

Estimado José;

1. "Cristianismo ateo" es una expresión retórica, significa "no metafísico". Esta expresión a su vez sólo quiere decir "sin las características del Ser tal y como lo concibe el pensamiento de la tecnología (el Gestell)". Fuera de ese marco de referencias, es pura palabrería.

2. De sus palabras se sigue a ratos que una persona cristiana cabalmente debe, está obligada a creer (dices tú mismo) en algo relacionado con "la lógica aristotélica cartesiana". Pero Pascal era muy católico, la verdad. Y San Agustín también era muy católico, y no recuerdo que los mártires ni los apóstoles ni los profetas hayan seguido la "lógica aristotélico cartesiana" para nada. Y lo más importante: no eran estos señores posmodernos, sino simplemente cristianos.

3. Hay un sesgo malicioso en tu alusión a las instituciones de educación religiosa.

En donde yo trabajo como profesor o como profesional, lo hago con absoluta honestidad intelectual. Y como profesor cristiano, soy un profesor confesional, esto es, afirmo y profeso que la revelación sagrada es compatible con el uso natural de la razón. Y sería lo mismo en la FTPCL como en la UNFV, como en cualquier otro lugar donde he dictado una conferencia, una clase o redactado un ensayo. Me considero y soy en efecto un filósofo cristiano y católico. No veo cuál es el problema.


VSR

jose zevallos vera dijo...

profesor samuel rivera

le pido disculpas si no me he sabido expresar. no he tenido la intencion de ofenderlo ni a la institucion donde enseña. disculpeme porfavor. reformulo mejor mi pregunta:

un cristianismo debil, un dios ausente, misticismo...son conceptos que en la posmodernidad se han desarrollado y han sido utilizados para contrarrestar el dominio de esa logica ferrea y cerrada del pensamiento escolastico - cartesiano que ha dominado y domina occidente. mi pregunta se dirigia, y corrigame si estoy equivocado, a que pensaba que en la FTPCL solo se enseñaba el pensamiento tomista, la logica de no contradiccion, el regreso al ser y no al fenomeno,etc.

gracias por entenderme.

Víctor Samuel Rivera dijo...

Estimado José;

1. Nunca hemos hablado antes de "un dios ausente", sino de misticismo.

2. El escolasticismo nunca ha sido objeto de disputa.

3. En la FTPCL se enseñan todas las doctrinas filosóficas, aunque con la orientación que corresponde a toda universidad católica.

Un abrazo.

Ricardo Milla dijo...

Estimado Víctor Samuel:

Creo que la actitud del Sr. Zevallos va más allá de un mera curiosidad. Creo que su intención es dejar en ricídulo o burlarse de una institución que enseña todas las posturas filosóficas posibles. Muchas veces "otros" en mi blog me han preguntado e insinuado las mismas cosas.

Saludos,
Ricardo.

Víctor Samuel Rivera dijo...

Recuerdo haberme aprendido de memoria esta frase, que doy por propia:


"Sancta Mater Eccesia tenet et docet Deum, naturam principium et finis ex lumine naturali certo cognosci posse". Si yerro con la fórmula me avisan.

VSR

Anónimo dijo...

Don Víctor,

La cita exacta es: "Sancta Mater Ecclesia tenet et docet Deum, rerum omnium principium et finem ex lumine naturali certo cognosci posse."

Lo felicito por su confesión de ortodoxia y lo exhorto a seguir adelante.

Lic. Carlos Pairetti dijo...

Estimado Victor, veo que no es sencillo hablar de Dios en el horizonte de la cultura posmoderna. Por mi parte he realizado un trabajo de seminario en el que discuto algunos puntos similares a los que Ud. discute con sus interlocutores, si le parece bien le envío el breve trabajo para que lo lea y publique en su blog algo de lo que allí sostengo siguiendo la concepción de Dios según Gianni Vattimo.
Le dejo un gran abrazo.

 
VISITANTES
Contador
 
VISITANTES EN LINEA
tracker
 
ESTOY EN