Víctor Samuel Rivera

Víctor Samuel Rivera
El otro es a quien no estás dispuesto a soportar

Datos personales

Mi foto
Lima, Peru
Doctor en filosofía. Magíster en Historia de la Filosofía. Miembro de la Sociedad Peruana de Filosofía desde 1992. Como información general, tengo 51 años, hago pesas, crío tortugas peruanas Motelo y me enorgullezco de mi biblioteca especializada. Como filósofo y profesor de hermenéutica, me defino como cercano a lo que se llama "hermenéutica crítica y analógica". En Lima aplico la hermenéutica filosófica al estudio del pensamiento peruano y filosofía moderna. Trabajo como profesor de filosofía en la Universidad Nacional Federico Villarreal, así como en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima. He escrito unos sesenta textos filosóficos, de historia de los conceptos, filosofia política e historia moderna. Tengo fascinación por el pensamiento antisistema y me entusiasma la recuperación de la política desde el pensamiento filosófico. Mi blog, Anamnesis, es un esfuerzo por hacer una bitácora de filosofía política. No hago aquí periodismo, no hago tampoco análisis político de la vida cotidiana- De hecho, la vida cotidiana y sus asuntos no son nunca materia del pensamiento.

miércoles, 23 de mayo de 2012

La conspiración monarquista de 1911. Parte X. Las cartas de Francisco


La conspiración monarquista de 1911. Parte X
Las cartas de Francisco García Calderón a Riva-Agüero (1907-1910)


El 21 de abril de 1907 Francisco dedica una extensísima nota al tema; la carta es casi una reprimenda por otra de José que no se ha conservado, aunque las posiciones monárquicas de Riva-Agüero se acentuarían en la correspondencia privada en tiempo posterior. Por suerte, conservamos sus cartas monárquicas de 1931, año del retiro del Rey Don Alfonso XIII y la proclamación de la Segunda República Española. Pero volvamos al 900. La carta de Francisco era una secuela dentro de un conjunto más grande de correspondencia igualmente perdida. Su origen manifiesto es una polémica sobre la postura monarquista de 1905, así como su respuesta por parte de Francisco en su libro de 1907, donde la idea monárquica era desestimada. La discusión apuntaba a La Historia en el Perú, libro de 1910 que Riva-Agüero estaba componiendo sobre la marcha de la discusión. Al mismo tiempo, Ventura se liaba con Ernest Martinenche y Charles Lesca.

Escribe Francisco a José:

“Tu primera réplica me ha impresionado, es sugestiva; y dices bien al escribir que estamos de acuerdo en lo esencial y que nos separa algo sin interés futuro o presente”. Agrega Francisco –casi como un consuelo-: “Te confesaré que por aquí, en esta república anarquizada (Francia, se entiende), se ama y se simpatiza con la monarquía. Es un principio de estabilidad y de equilibrio que parece necesario”.


Francisco dedica varias páginas a refutar que el principio monárquico sea razonable en América, pero La conspiración monarquista de 1911. Parte X. Las cartas de Franciscoconcede que, al menos en Francia, “se ama y se simpatiza con la monarquía”. Como ya puede sospechar el lector, Francisco se refiere al activismo de l’Action Française y a sus líderes, los nacionalistas como Barrès y Maurras. En un arrebato de indulgencia, Francisco concluye la discusión de 1907 de esta manera: “Estoy, pues, de acuerdo contigo en teoría: La monarquía parlamentaria es el mejor gobierno”. En 1910, una vez que La Historia en el Perú estaba en sus manos, escribe Francisco desde París al monarquista de la Calle de Lártiga: “Es claro que ser monarquista pudo parecer antipatriota entonces –en 1822- pero (ya) no (lo es) ahora”. “Ahora”, esto es, en 1910, ser monarquista no estaba tan mal. Y ya sabemos quién es el “monarquista”.

Caetera desiderantur...


No hay comentarios:

 
VISITANTES
Contador
 
VISITANTES EN LINEA
tracker
 
ESTOY EN