Víctor Samuel Rivera

Víctor Samuel Rivera
El otro es a quien no estás dispuesto a soportar

Datos personales

Mi foto
Lima, Peru
Doctor en filosofía. Magíster en Historia de la Filosofía. Miembro de la Sociedad Peruana de Filosofía desde 1992. Como información general, tengo 51 años, hago pesas, crío tortugas peruanas Motelo y me enorgullezco de mi biblioteca especializada. Como filósofo y profesor de hermenéutica, me defino como cercano a lo que se llama "hermenéutica crítica y analógica". En Lima aplico la hermenéutica filosófica al estudio del pensamiento peruano y filosofía moderna. Trabajo como profesor de filosofía en la Universidad Nacional Federico Villarreal, así como en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima. He escrito unos sesenta textos filosóficos, de historia de los conceptos, filosofia política e historia moderna. Tengo fascinación por el pensamiento antisistema y me entusiasma la recuperación de la política desde el pensamiento filosófico. Mi blog, Anamnesis, es un esfuerzo por hacer una bitácora de filosofía política. No hago aquí periodismo, no hago tampoco análisis político de la vida cotidiana- De hecho, la vida cotidiana y sus asuntos no son nunca materia del pensamiento.

miércoles, 6 de julio de 2011

Hugo Chávez y la religión: alianza en el evento


Un liderazgo místico, mesiánico y cristiano
Chávez y la religión: alianza en el evento

Pongo a disposición del lector, gracias a la colaboración de un lector religioso, este delicioso apunte sobre la convivencia entre el régimen político venezolano y las fuerzas religiosas de ese país. Interesante noticia sobre cómo es en realidad el nexo entre el régimen chavista de Venezuela y sus vínculos simbólicos con la religión, con lo santo y con el catolicismo. No hay revolución sin religión. Allí donde no hay religión, podemos estar seguros que está su alternativa: el nihilismo. El nihilismo es la metafísica del pensamiento único, cuya transformación social corresponde en la religión institucional al "secularismo" (ética sin lo sagrado) y en la gestión pública, el "Estado laico" (política en perscindencia del hecho social de las prácticas religiosas y su significación en la vida civil). Que sirva de indicador para quienes han accedido a mi interpretación del fenómeno político de la revolución americana. El subrayado en negritas es nuestro.

Aparte: Si el actual régimen de Ollanta Humala sigue un camino de gestar el país desde la perspectiva de los humildes, deberá encontrar en la religión a su aliado en el evento. De su relación con las instituciones y prácticas religiosas dependerá de si su régimen es un paso más o no al "salto al vacío" del pensamiento único. Nada de políticas antipopulares ni antirreligiosas, que han infestado Bolivia, por poner un caso. Un caso de país al garete. Muchos derechos, poca compasión. Eso hará del régimen nuevo que va a reemplazar a la Repoública también el inicio de algo en lo que estaremos dispuestos a participar.


Tomado del diario LA NACION / Miércoles 06 de julio de 2011 | Publicado en edición impresa


"CARACAS.- Hugo Chávez alzó con la mano izquierda un pequeño Cristo de madera, tal como lo hizo aquel 14 de abril de 2002 en su regreso al poder, luego del golpe que sufrió en su primer mandato.

Anteayer, horas después de haber aterrizado en Caracas y sorprendiendo a los venezolanos con su retorno desde Cuba, el presidente volvió a sostener esa imagen que siempre lo acompaña en sus discursos. Y entonces dijo: "Me entregué a Dios y a la ciencia y a este gran amor que gracias a ustedes llevo en mi corazón. Este Cristo lo tenía el 14 de abril en aquel retorno y lo levanto de nuevo. Cristo con nosotros, ¿quién contra nosotros?". Esa referencia religiosa recurrente en el primer mandatario ha marcado la conexión que tiene con muchos de sus seguidores.


Cada vez que puede, Chávez destaca su devoción al cristianismo y argumenta sus acciones señalando que Cristo era un revolucionario, como él. Cada vez que tiene la oportunidad de estar frente a sus fieles seguidores, en cadena nacional o en un mitin, repite que Jesús tenía una misión revolucionaria y que él, en tanto discípulo cristiano, continúa con tal misión.

Una de esas tantas ocasiones fue en una alocución el año pasado durante su programa dominical Aló Presidente. "La religión debe ser liberadora, he allí la teología cristiana de la liberación. Cristo no vino a adormecer al pendejo para que lo exploten los ricos. Cristo vino a despertar a los pobres para que luchen por la dignidad, por la justicia social. Esa es la verdad", dijo. Es este fervor religioso, en un país donde más del 70 por ciento de la población es católica, lo que ha afianzado el liderazgo mesiánico de Chávez.

Devotos de distintas corrientes religiosas ven en este presidente a un salvador todopoderoso. La iglesia evangélica, por ejemplo, lo nombró varias veces su candidato y líder principal, pues los cristianos se identifican inmediatamente con lo que pregona el mandatario.


Los practicantes de la santería también se conectan espiritual y emocionalmente con Chávez, por el estrecho vínculo que existe con Cuba, una de las principales regiones donde se sigue la religión yoruba, un culto de origen africano. Es muy frecuente ver en las casas de los chavistas altares con retratos del presidente junto a velas y ofrendas. De hecho, en las semanas en las que Chávez permaneció convaleciente en La Habana, sus fieles organizaron misas y rezos colectivos para pedir por su rápida recuperación en iglesias y en otros templos no católicos. No es exagerado comparar, cuando se es testigo de esa pasión que desata el presidente, la fidelidad política del chavista con la fidelidad religiosa del más devoto de los cristianos.

Ese misticismo que proyecta constantemente Chávez se traduce en una conexión religiosa y amorosa, muy fuerte entre sus seguidores. Por eso muchos lloraron desconsoladamente cuando se confirmó el cáncer de Chávez, y por eso muchos gritaron de alegría cuando lo vieron asomarse en el balcón del pueblo en su regreso a Venezuela".

No hay comentarios:

 
VISITANTES
Contador
 
VISITANTES EN LINEA
tracker
 
ESTOY EN